Despido por Necesidades de la Empresa: Guía Legal y Laboral

Despido por Necesidades de la Empresa: Guía Legal y Laboral

La demandas de despido injustificado por necesidades de la empresa en Chile, son pan de cada día en los tribunales laborales. Éstas son acogidas cerca de un 94% de las veces. ¿Por qué? Te lo explicamos.

El despido por necesidades de la empresa es una realidad que afecta a muchos trabajadores en Chile. Este tipo de desvinculación laboral se presenta como una excusa genérica utilizada por los empleadores para justificar su decisión de despedir a un empleado sin una razón real.

Sin embargo, esta situación produce graves perjuicios tanto al trabajador como a su familia, ya que afecta su sustento económico y genera dificultades financieras. Ante esto, es importante conocer los derechos legales y laborales que tiene el trabajador para enfrentar esta situación y reclamar una indemnización justa y proporcional.

El despido por necesidades de la empresa es un término genérico que se utiliza para justificar una desvinculación laboral sin una justificación real. Esta figura legal se encuentra contemplada en la legislación laboral chilena, y permite a los empleadores despedir a un trabajador en determinadas circunstancias que afecten la estructura o necesidades de la empresa. Sin embargo, es importante estar conscientes de que esta causal debe basarse en hechos objetivos y no en la mera opinión unilateral del empleador.

La ley en su parte pertinente indica:

«…el empleador podrá poner término al contrato de trabajo invocando como causal las necesidades de la empresa, establecimiento o servicio, tales como las derivadas de la racionalización o modernización de los mismos, bajas en la productividad, cambios en las condiciones del mercado o de la economía, que hagan necesaria la separación de uno o más trabajadores. La eventual impugnación de las causales señaladas, se regirá por lo dispuesto en el artículo 168…».
Artículo 161 del Código del Trabajo de Chile

Por racionalización, debe entenderse que por causas ajenas a la empresa y el trabajador, el empleador debe verse en la imperiosa necesidad de reducir los costos o gastos de la empresa, para que esta puede subsistir.

La ley trata este punto, donde la empresa o sus servicios, puedan ser modernizados; siendo el capital humano reemplazado o descartable. A la fecha de escrituración de este artículo, se han visto casos de cierres de tiendas de Retail, donde se varía la modalidad de ventas de forma presencial a internet.

Nuevamente debe hacerse hincapié, que las circunstancias en que se funden las bajas en la productividad, cambios de las condiciones del mercado o la economía; deben ser siempre externas y ajenas a la voluntad de la empresa y/o sus trabajadores. Además, deben ser circunstancias irresistibles, es decir que sólo pueden ser remediadas con el despido.

El despido por necesidades de la empresa tiene un impacto significativo tanto en el trabajador como en su familia. En primer lugar, el trabajador se ve enfrentado a la pérdida de su empleo, lo que implica una ruptura en su estabilidad laboral y financiera. Esto puede generar un estado de incertidumbre y ansiedad, ya que se ve afectado el sustento económico que proveía su trabajo.

Además, el despido repentino puede producir dificultades financieras, ya que el trabajador tendrá que hacer frente a sus gastos personales y familiares sin contar con un ingreso constante. Esto puede llevar a problemas para cubrir las necesidades básicas y llevar a cabo los compromisos financieros adquiridos, como el pago de arriendo, hipoteca, cuentas y alimentación.

Asimismo, el despido por necesidades de la empresa puede tener un impacto emocional en el trabajador y en su familia. La pérdida del empleo puede generar sentimientos de frustración, impotencia y baja autoestima, afectando negativamente la salud emocional y mental del individuo. Además, puede generar tensiones en el ámbito familiar, ya que se experimenta un cambio drástico en la dinámica y los roles económicos dentro del hogar.

En consecuencia, el despido por necesidades de la empresa no solo afecta la situación individual del trabajador, sino que tiene un impacto directo en la estabilidad y bienestar de su familia. Por esta razón, es importante que el trabajador conozca sus derechos y esté informado sobre las posibilidades legales y laborales que tiene para reclamar una indemnización justa.

En Chile, el trabajador tiene derechos específicos ante un despido injustificado por necesidades de la empresa. La legislación laboral del país protege al trabajador y establece que, en caso de que el despido no se ajuste a la normativa legal, el trabajador tiene la posibilidad de demandar al empleador y solicitar una indemnización por los perjuicios sufridos.

Según la ley laboral chilena, cuando un trabajador es despedido por necesidades de la empresa de manera injustificada, tiene derecho a una indemnización equivalente al 30% de la indemnización por años de servicios. Esta indemnización se calcula considerando los años trabajados y los sueldos devengados durante el período laboral.

Es importante destacar que, para que la causal de necesidades de la empresa sea válida, debe basarse en hechos objetivos y reales. Por lo tanto, el trabajador tiene el derecho de impugnar el despido y demostrar que no se ajusta a la normativa legal establecida. Es más, por ejemplo, la ley no contempla un causa de despido basada en el rendimiento del trabajador, dado que el artículo 161 del Código del Trabajo, que regula la materia, no lo contempla.

En caso que el trabajador decida demandar al empleador por despido injustificado por necesidades de la empresa, es fundamental contar con la asesoría de un abogado laboral. Este profesional podrá guiar al trabajador en el proceso legal y asegurarse de que se respeten sus derechos en todo momento.

En Chile un trabajador tiene derechos legales ante un despido injustificado por necesidades de la empresa. Es importante que el trabajador esté informado sobre sus derechos y cuente con el respaldo de un abogado laboral para hacer valer sus derechos y reclamar una indemnización justa que compense los perjuicios sufridos.

En el caso de un despido injustificado por necesidades de la empresa en Chile, el trabajador tiene el derecho de demandar al empleador y solicitar una indemnización por los perjuicios sufridos. La legislación laboral establece que esta indemnización será equivalente al 30% de la indemnización por años de servicio del trabajador. Asimismo, se puede obtener la devolución del descuento de AFC (Seguro de Cesantía), que probablemente se descontó del finiquito.

Para obtener esta indemnización, el trabajador deberá presentar una demanda ante los tribunales laborales, especificando los fundamentos y pruebas que respalden su acción. Es importante contar con el respaldo de un abogado laboral, quien puede asesorar al trabajador en el proceso y representarlo legalmente.

En la demanda, el trabajador puede presentar pruebas que demuestren que el despido se realizó sin una justificación real y que la causal de necesidades de la empresa no se basa en hechos objetivos. Es decir, que se trata de un despido injustificado. Esto puede incluir documentos, testimonios o cualquier otra evidencia que respalde la posición del trabajador. No obstante, quién debe demostrar que el despido es justificado es el empleador.

Resumen de las indemnizaciones que se pueden cobrar en un juicio por despido injustificado por causal de «Necesidades de la empresa»

– 30% del valor de los años de servicios.

– Devolución del descuento de AFC, descontado de los años de servicios.

– En general, cualquier prestación que se haya quedado pendiente de pagar, siempre que se haya hecho una reserva de derechos adecuada.

Es importante destacar que el proceso legal puede llevar tiempo, ya que implica la presentación de la demanda, la realización de audiencias y la resolución del tribunal. Sin embargo, una vez que el tribunal determine que el despido fue injustificado, se otorgará la indemnización correspondiente al trabajador.

Por lo anterior, no es posible realizar un cálculo predeterminado. Si el monto disputado no excede 15 Ingresos Mínimos Mensuales, se hará solo una audiencia. Si excede los 15 Ingresos Mínimos Mensuales, serán dos audiencia.

sentencia que acoge demanda de despido injustificado por necesidades de la empresa

Para que un despido por necesidades de la empresa sea válido en Chile, debe cumplir con ciertos requisitos establecidos por la legislación laboral del país. Estos requisitos son importantes para garantizar que la causal de despido se base en hechos objetivos y no en la mera opinión unilateral del empleador.

En primer lugar, la necesidad de la empresa debe ser real y efectiva. Esto significa que debe existir una situación que afecte la estructura, funcionamiento o viabilidad económica de la empresa, y que haga necesario reducir o desvincular trabajadores para superar dicha situación. Esta necesidad debe ser demostrada fehacientemente por el empleador, y ser muy bien explicada en la carta de despido.

Otro requisito importante es que el despido debe ser proporcional a la necesidad de la empresa. Esto significa que el empleador debe evaluar alternativas antes de tomar la decisión de despedir a un trabajador. Debe considerar medidas como reasignación de funciones, capacitación, reducción de jornada laboral o cualquier otra medida que permita evitar el despido.

Finalmente, es fundamental que el despido no esté basado en situaciones discriminatorias o arbitrarias. La causal de necesidades de la empresa no puede ser utilizada como una excusa para despedir a trabajadores por motivos como su género, edad, nacionalidad, orientación sexual, religión o cualquier otro motivo protegido por la legislación laboral.

La razón que explica el porqué estos despidos en su mayoría son declarados como injustificados (improcedente es el término adecuado), se puede explicar por varios motivos. Sin embargo, la mayoría de los casos, es por que el error parte desde la confección de la carta de despido, dado que esta no tiene la argumentación suficiente y necesaria, para explicar al trabajador la justificación de su despido por necesidades de la empresa.

Por lo anterior, si eres empleador y necesitas utilizar esta causal, te recomendamos ampliamente requerir una asesoría laboral especializada que busque reducir los riesgo para tu empresa.

Si necesitas asesoría laboral, no dudes en contactarnos. Cada caso es único, y siempre tendremos una solución para tu caso, brindando la mejor representación legal posible. Tramitamos demandas laborales en todo Chile.

[contact-form-7 id=»007f534″ title=»Formulario de contacto 1″]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir chat
Hola Somos abogados expertos ¿Tienes alguna consulta?